domingo, junio 25, 2006

No hables


Quédate, mírame, cuentame sin contar
el número de palabras que dices,
el número de cicatrices que remendar,
olvida directrices de días infelices.

Quédate, mírame, déjate caer por aquí,
por donde sabes que no habrá reproches,
ni noches en las que partir, sino compartir
segundos, minutos, primeros, derroches.

Quédate, mírame, préstame tus complejos,
quítate las gafas de lejos, acércate,
enséñame tus ojos, ellos serán espejo
de tus miedos, tus enrredos, descúbrete.

Quédate, sientete como en casa, sientate,
vive, no pienses, mira, no hables.

...

Otro tema, banda sonora de muchas vidas.

Etiquetas:

4 Sinceros:

A las 5:34 p. m., Blogger kazikepoet se sincera...

La paz sea con vosotros...
saludos

 
A las 11:04 p. m., Blogger Empiezo a entender se sincera...

;-)

 
A las 9:02 p. m., Anonymous Lidia se sincera...

Leerme en tus palabras me hace ser común, lo que me otorga mi singularidad.
Dulces y amargas verdades; por ti y por mi.

 
A las 10:07 p. m., Blogger malevolia se sincera...

:O

 

Publicar un comentario

<< Inicio