miércoles, junio 11, 2008

Ese movimiento brusco


Que si follamos aquí no fue porque dios lo quiso,
si no porque mi piso está más cerca que tu ático,
niña de reflejo apático.

Gusto de contrastes, es uno de mis lastres
si antes de las tres me preguntas lo que busco,
con este movimiento brusco.

Dejame sacarte la piel a tiras, que si te piras,
las horas se estiran hasta hacerme fiel al papel
que envuelve mis mentiras con un cordel.

Gorjeos


Sancionar la inocencia del culpable,
desaprender el código aprendido,
quitarle la razón al razonable,
dormir con la mujer de su marido.

Almacenar sustancias inflamables,
cultivar el silencio y el ruido,
pintar de azul los días laborables,
exhumar las memorias del olvido.

Hacerle carantoñas a la suerte,
subir de tres en tres las escaleras,
repoblar con sirenas los pantanos.

Matar al cristo de la mala muerte,
bailar alrededor de las hogueras,
manga por hombro, como los gitanos.

Manga por hombro(Ciento volando de catorce. Joaquín Sabina)

1 Sinceros:

A las 12:26 p. m., Blogger --Bruja-- se sincera...

Vaya... Hacía mucho que no me pasaba.
Aunque tardes en actualizar, y yo en entrar a visitarte... Siempre es un placer.
¡Un abrazo!

 

Publicar un comentario

<< Inicio